Pan de coca de cristal

El pan de coca de cristal forma parte de una tradición panadera familiar, un trabajo paciente y artesanal que no se deja llevar por el ritmo frenético de la producción industrial de hoy en día. El saber hacer tradicional es el valor que rige la elaboración de nuestros panes.

100%
naturales

Elaboramos el pan de coca de cristal cumpliendo un criterio selectivo de nuestras materias primas, 100% naturales, con el fin de ofrecer un producto original y de calidad.

Harinas selectas

La selección de las harinas y levaduras con las que elaboraremos la masa define directamente el producto final, por eso trabajamos con harinas y levaduras de procedencias siempre muy concretas que nos ayudan a mantener la calidad del pan de coca de cristal.

Elaboración
artesanal

Con nuestras propias manos extendemos la masa y le damos una primera forma, dejamos que fermente y la marcamos. Seguidamente estiramos las piezas a mano, siguiendo la antigua técnica de amasado que nos enseñaron nuestros padres, y evitando así que desaparezcan las burbujas de aire de la segunda fermentación, para no perder la textura que da personalidad a el pan de coca de cristal.

8h de fermentación

Las cosas bien hechas se hacen sin prisa. Por eso nuestra masa fermentará más de ocho horas antes de que llegue el momento de cocerla en el horno.

Producción limitada

Un producto fresco con una producción artesanal y continuada conlleva ajustar las cantidades de panes por hornada. Nuestra experiencia nos dice que 50 panes por hornada son las ideales para seguir siendo fieles a la calidad de nuestros panes incluso en grandes producciones.

50
panes
Hornada
10-15
unidades
Caja

Fresco y natural

Una vez cocidos los panes, es prioritario mantener fresco el producto. Envuelto en papel y conservado en cajas de cartón, realizamos lotes entre 10 o 15 unidades, nosotros mismos realizamos el reparto diario, todo para hacer llegar a su mesa un pan de coca de cristal de la mejor calidad.

Sólo con paciencia y tal como la tradición nos ha enseñado, obtenemos el pan de coca de cristal. Un pan de coca con carácter, ampliamente reconocido por su corteza crujiente, una miga de textura porosa y un sabor único.